¡Se dicen comunistas, pero son fascistas!

Así reaccionamos ante la implosión de la URSS. Denunciando, como comunistas, a quienes habían utilizado la bandera roja para esconder el imperialismo y el fascismo de los nuevos zares instalados en Moscú.

Cuando cayó el Muro de Berlín, en las sedes de Unificación Comunista de España se organizó una fiesta. Había que celebrar que caía uno de los más negros fascismos que hayamos conocido.

Unificación Comunista de España tomó posición por el marxismo y por el comunismo desde su mismo nacimiento en contra del socialfascismo y socialimperialismo de la URSS, socialismo de nombre e imperiralismo y fascismo de hecho.

En nuestra Línea Ideológica y Política, afirmábamos ya en 1.978, que “d<span style=”font-size: large;”>esde que, tras la muerte de Stalin la burguesía seguidora de la vía capitalista dentro del partido tomara el poder en la URSS, liquidara la dictadura del proletariado e implantara una dictadura burguesa monopolista de tipo fascista, todo en el primer país socialista de la historia se convirtió en su contrario. De país socialista pasó a convertirse en capitalista imperialista; de aplicar el internacionalismo proletario pasó a aplicar la traición a la revolución proletaria mundial y el chovinismo de gran potencia; de aplicar una política exterior de paz pasó a aplicar una política de intervención y agresión basada en la fuerza económica y militar. Esta política social imperialista es ya una dura realidad en todos los rincones del globo”. </span>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies